Vida Sana

Legumbres: más allá de un guiso

Por tradición hemos comido legumbres en un guiso. Lentejas con arroz y zapallo, porotos con mazamorra, garbanzos con carne, arvejas. Y muchas veces son el dolor de cabeza para que los niños las coman. “¡No me gusta su sabor! ¡Está muy caliente!”, son los comentarios. Sin embargo, existe un montón de otras formas de comer las legumbres.

Especialistas recomiendan consumirlas de dos a cuatro veces por semana debido a que:

  • Aportan vitalidad y energía
  • Altas en fibra (saciantes y previenen el estreñimiento)
  • Ricas en proteína
  • Regulan los niveles de colesterol en la sangre
  • Previenen los estados ansiedad
  • Evitan la retención de líquidos

Para variar su presentación y hacerlas más apetecibles, aquí compartimos unos tips:

  • Ensalada: basta con cocer porotos, lentejas o garbanzos e incorporarlos a tu ensalada. Mézclalos con palta, tomate, cebolla, choclo y más. Dale más sabor con un rico aderezo.
  • Crema: una rica sopa de legumbres y verduras. Ideal para disfrutar como entrada o en la cena.
  • Hummus: una rica pasta. ¡Y no sólo de garbanzos! También puede ser de lentejas e incorporarle alguna verdura, como palta o betarraga. Perfecta para el picoteo de media mañana o de la noche.
  • Repostería: las legumbres trituradas se transforman en harinas ideales para sustituir a la de trigo en pasteles dulces. Y si su sabor es muy intenso se le puede agregar cacao o canela.
  • Pizza: la harina de garbanzos también puede usarse para preparar una masa de pizza. Sólo hay que incorporar agua, sal y cocinarla unos minutos.

 

También te podría interesar

Sin comentarios

Escribe un Comentario